• Abastecimiento está atado a reducción en tiempos de importación

    13 diciembre, 2013

    puertoemen82 días demora realizar una importación en Venezuela, según datos del Banco Mundial

    El Mundo Economía y Negocios | Luis Carías Toscano.-

    Reducir los tiempos de importación de insumos o productos terminados de 180 a 90 o 45 días es uno de los retos del Ejecutivo en 2014, y para lograrlo se creó esta semana la Comisión Presidencial para la Simplificación de Trámites Administrativos, punto clave para mejorar el abastecimiento el próximo año.

    Miguel Pérez Abad, presidente de Fedeindustria e integrante de la comisión presidencial, sostuvo que la meta representa una disminución de 100% en los tiempos, que a su vez impactaría en los costos de producción y la inflación . “Se puede lograr en corto y mediano plazo”.

    Datos del Banco Mundial contrastan que una importación tarda en el país 82 días, versus los 71 días que demoraba el año pasado.

    Junto a la escasez de divisas y el ausentismo laboral, la cantidad de permisos y el tiempo que tarda un empresario en recolectarlos todos, es una de las trabas más grandes que enfrenta el sector, según la encuesta de Conindustria del tercer trimestre.

    “El Gobierno da importancia a los costos asociados a los permisos. Es una señal política favorable, porque se iniciará el año dedicados a trabajar en el abastecimiento y la inflación, así como las capacidades productivas”, adelantó Pérez Abad.

    Los pasos a seguir

    Erich Hartkopf, presidente ejecutivo de la Cámara Venezolana de Distribuidores de Repuestos Pesados y Agrícolas (Cavedrepa), recordó que la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos se creó en el año 1999 cuando el expresidente Hugo Chávez obtuvo, por primera vez, sus poderes habilitantes. En el texto se señala que las cámaras o gremios pueden aportar recomendaciones para mejorar los trámites administrativos.

    Así fue como nació, seis años después, la Ley de Mensajería de Datos, que permite la certificación de firmas para los trámites como las solvencias o los Certificados de No Producción. “Se registra la firma de un funcionario digitalmente para ahorrar tiempos, es decir, todos los trámites pueden realizarse electrónicamente”, apuntó Hartkopf.

    En este caso, la idea no sería eliminar registros o procedimientos de solvencia o para el otorgamiento de la Autorización de Adquisición de Divisas (AAD) o Autorización de Liquidación de Divisas (ALD), sino agilizar la emisión de tales documentos aplicando las normas ya existentes.

    La otra fase, explicó Hartkopf, sería el financiamiento para las operaciones. “Cuando los importadores comienzan a recolectar sus documentos llegan a la banca y se les exige un colateral en dólares, una de las trabas más grandes que existe, allí se tranca el serrucho. Hay que sentarse con las instituciones financieras, porque esa garantía tan onerosa no se dice por escrito, pero se exige”.

    Después, en las operaciones con Aladi deberían negociarse los montos que los bancos centrales otorgan para respaldar los procedimientos en esos países. “Es un mecanismo que data de los años 80 y los montos que se negocian a través de los países signatarios como Brasil, Argentina o Colombia, deben hacerse en monedas locales. Sería un punto esencial para agilizar la simplificación de trámites administrativos”, dijo.

    En cuarto lugar, agilizar los procedimientos aduanales, a través de mecanismos como el Sidunea y que no tarde tanto un proceso de nacionalización de las mercancías, sino utilizar con mayor frecuencia un organismo para fiscalizaciones posteriores, pues colocar un producto en distribución tarda hasta un mes. Anotó que con las medidas se reducirían a la mitad los tiempos de importaciones “de un solo plumazo”.

    La traba está en los puertos

    José Luis Hernández, presidente de la junta directiva de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), dijo que una mercancía tarda en salir de un contenedor cerca de 30 días, cuando debería ser en una semana.

    “Lo importante es reducir los trámites en aduanas, mediante la unificación de Cadivi, Seniat, Sencamer y Guardia Nacional. Que no solo el puerto trabaje las 24 horas, sino también estos organismos para reducir los tiempos, pues las inspecciones pueden ser simultáneas”, observó Hernández.

    Además de la descarga, para los procedimientos administrativos se debería extender el horario de trabajo, de modo que se agilice la emisión de permisos. “Una carga tiene normalmente dos o tres roleos; es decir, se planificó sacarla este fin de semana, pero se decidió hacer una reinspección y se pierde más tiempo”.

    A mediano plazo, plantearía la modernización de los puertos a través de la implementación de grúas pórticas en los muelles, que agarran la carga más rápido. “Había un plan para modernizar los puertos en la parte de los sistemas de salida, pero esto quedó paralizado”.

    En cuanto a los tiempos para movilizar una mercancía desde lugares lejanos, como China, según Hernández una propuesta sería programar los envíos con tiempo y que exista un flujo constante, pues si no los pedidos quedarán solapados por otros de mayor relevancia. “Debe existir un canal permanente”.

    Las bases

    La Comisión Presidencial para la Simplificación de Trámites Administrativo fue creada mediante decreto presidencial N° 635, que se publicó en Gaceta Oficial 40.310, que circuló el lunes pasado. La medida pondría atención en la tramitación de documentos relativos a la importación y exportación de materias primas para el sector industrial.

    La instancia es coordinada por el vicepresidente Jorge Arreaza e integrada por el vicepresidente para el Área Económica y los ministros de Industrias, Ciencia y Tecnología, Comunas, Planificación y Comercio, además de Fedeindustria. El organismo de carácter permanente establecerá ventanillas únicas para trámites de producción y se instalará en un máximo de 30 días desde la publicación del decreto.

    El Gobierno ya ha puesto el ojo sobre ese tema este año. En mayo, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de la comisión presidencial. “Hay muchos trámites engorrosos, hay mucho burocratismo, que tranca procesos claves para beneficiar a diversos sectores de la economía”.

    En junio, con las mesas técnicas conformadas entre el Gobierno y los sectores productivos, surgió la promesa de la taquilla única para todos los permisos, pues existían algunos innecesarios que afectaban los procesos productivos, según voceros gubernamentales. Además, una de las preocupaciones del Ejecutivo es la existencia de empresas fantasmas, por lo que se ha puesto como objetivo purificar las listas de compañías beneficiadas con la creación del Centro Nacional de Comercio Exterior, una de las dos primeras leyes aprobadas dentro de la habilitante.

    Con los anuncios, según Pérez Abad, el Gobierno dará relevancia al abastecimiento y a la inflación en 2014.

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario


    Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0