• Aplicación de la Lottt genera conflictividad en las industrias: 59% de las empresas reportó problemas laborales según Conindustria.

    24 agosto, 2012

    Desde Conindustria aseguran que la legislación laboral afecta la competitividad de las compañías y que no hay una “reglamentación clara”

    ROBERTO DENIZ | EL UNIVERSAL
    viernes 24 de agosto de 2012 12:00 AM

    La entrada en vigencia de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt) aumentó la conflictividad laboral en la industria nacional.

    Así se desprende de la encuesta de coyuntura correspondiente al segundo trimestre del año realizada por la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria). El estudio arrojó que 59% de las 300 industrias mencionaron los conflictos laborales como una de las principales barreras para aumentar la producción.

    “La implantación de la nueva Ley del Trabajo está originando conflictividad laboral”, dijo Carlos Larrazábal, presidente de Conindustria. Aseveró que la falta del reglamento y la “complejidad” del texto legal están provocando problemas entre los sindicatos y las empresas.

    En la encuesta correspondiente al primer trimestre del año, período en el que aún no había entrado en vigencia el nuevo instrumento jurídico, la proporción de empresas que destacaba la conflictividad laboral como un problema no llegaba al 50%.

    Larrazábal agregó que el escenario generado con la Lottt también limita la posibilidad de mejora en las empresas. Detalló que hay múltiples interpretaciones por parte de las oficinas regionales de la Inspectoría del Trabajo con respecto a la jornada laboral, la posibilidad de trabajar horas extras y el tema de la tercerización. “Ese tema (la ley) está afectando la posibilidad de trabajar de forma competitiva en el país (…) Una ley que tiene muchos factores, que incrementa los costos de una forma significativa y que no tiene una reglamentación clara”, insistió el presidente de Conindustria.

    La incertidumbre política, la escasez de materia prima, especialmente las provenientes de las empresas básicas, y la inexistencia de la entrega oportuna de divisas son otras de las principales barreras que destacaron los industriales.

    Con respecto a los dólares, Larrazábal afirmó que el plazo para liquidar a los sectores “prioritarios” subió a 60 días y para el resto de áreas llega hasta 130 días.

    Menos producción

    Los datos de Conindustria coinciden con el estancamiento del sector manufacturero reflejado en las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV).

    Según el sondeo de los industriales, 47% de las industrias señalaron un descenso de la producción en el segundo trimestre del año. Al detallar los datos, se observa que en la pequeña industria la proporción de las que reporta descenso en la producción se ubica en 57%.

    En el caso de las inversiones sucede algo similar. Un 35% de los encuestados dijo que no invertirá en 2012 y esa tendencia se eleva hasta 50% en el caso de las empresas de menor tamaño. “Un sector manufacturero que no invierte es un sector que no crece”, apuntó Larrazábal.

    El presidente de Conindustria recordó que desde 2002 hasta la fecha el Gobierno nacional ha intervenido 1.168 empresas, dejando un saldo negativo en cuanto a producción y aumentando la incertidumbre entre los empresarios.

    Asimismo, reiteró el llamado al Gobierno nacional para que revise las políticas económicas que están perjudicando al sector manufacturero y que aplique el “cambios profundos”. “No podemos esperar resultados diferentes si no se corrigen las causas”.

    rdeniz@eluniversal.com

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario


    Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0