• Embajador de Colombia en Venezuela: “También nos afecta en Colombia la gasolina que llega de Venezuela” (+Entrevista)

    13 noviembre, 2013

    embajadorluiseladioperez

    Diario La Nación

    “Yo no creo que la propuesta de cerrar la frontera de manera intermitente sea la solución para combatir el contrabando en la frontera colombo-venezolana, porque el control de las seis de la mañana a las seis de la tarde, es el mismo que se puede ejercer entre las de seis de la tarde a las seis de la mañana (…) el control debe hacerse con criterio de transparencia, pero, si existe corrupción en los entes que deben controlar a ambos lados, independientemente de la hora, el delito del contrabando no se acabará”, opina el embajador del vecino país en Venezuela, Luis Eladio Pérez, quien visitó este lunes San Cristóbal en misión diplomática.

    El embajador considera que se deben tomar medidas en conjunto, no obstante, advierte que “el problema no es de horas, sino de tiempos, y éstos se extienden más allá de bloquear el paso por una frontera, de nueve a seis de la mañana. Por el contrario, lo que se lograría es incrementar este ilícito y elevar los costos y las utilidades de ese contrabando. Todo lo prohibido es atractivo y entre más se prohíba es más rentable”, enfatiza.

    El diplomático neogranadino en Caracas, Luis Eladio Pérez, estuvo en Diario La Nación, siendo recibido por la gerente general doña Gloria Niño de Cortés; el presidente del Consejo Editorial, Maximiliano Vásquez; y la jefa de redacción, Omaira Labrador. El estuvo acompañado por los diplomáticos del Consulado de Colombia en el Táchira.

    Afirma Pérez que: “Si no hay poteros en los pasos fronterizos clandestinos, bien sea de noche o de día, se van a utilizar. Por lo tanto, la solución no es esa, sino más bien trabajar en conjunto con medidas económicas, macroeconómicas y, por supuesto, de persuasión y de represión, para lograr menguar en todo lo que se pueda el contrabando que hace daño a ambos países”.

    — ¿Cuál podría ser una de esas propuestas, tomando en cuenta que el contrabando se hace atractivo justamente por el diferencial cambiario bolívar- peso, que favorece a los colombianos?

    — Regular los precios de los combustibles de manera razonable, así como los cupos para vender. A pesar de que hoy existe esa normativa, sigue siendo muy atractivo para el mercado del contrabando en Colombia el consumo de la gasolina venezolana. Justamente, tal vez el jueves de esta semana, se reunirán autoridades de Pdvsa y Ecopetrol, y de los ministerios de Minas y Energía, en la ciudad de Cúcuta, a fin de abordar de fondo este tema que le hace muchísimo daño a ambos países— resalta.

    En segundo lugar, sugiere el diplomático “poner mayores controles en las aduanas. En 22 meses inauguraremos el puente Tienditas que permitirá mejorar el flujo comercial y migratorio de ambas naciones, pero así como se extiende un nuevo puente o muchos más pasos fronterizos, tiene que haber un mayor control de las autoridades para evitar que a uno y otro lado haya los cuadros de corrupción que se presentan hoy en día y son permisibles al tráfico y al contrabando”.

    Sin embargo, aclara Luis Eladio Pérez que: “Como país, sugerirle medidas económicas a Venezuela sería irrespetuoso de nuestra parte. Somos respetuosos de la autonomía en las órdenes de este país, como el país hermano lo es con nuestro manejo. Pero, lo que sí proponemos y estamos seguros de que las autoridades tienen la mejor voluntad de avanzar en conjunto, son medidas que permitan atacar de fondo el tema del contrabando”, expone.

    “Desestabilizan los flagelos a ambos países”

    Sostiene el embajador de Colombia en Venezuela que: “Lo ideal sería que nuestros países avanzaran a un proceso de integración, como la Unidad Europea, donde se abolió el arancel común, o se haría un arancel común externo mediante el cual hay un IVA común, el cual evitaría que los productos en uno y otro lado generen contrabando; mientras no logremos esos grados de integración en nuestra región, tendremos siempre este tipo de dificultades en una economía que es pendular, que se inclina a uno u otro lado”, señala.

    — Hoy las dudas las están pagando en Cúcuta. El comercio legalmente establecido del Norte de Santander está gravemente afectado por ese diferencial cambiario, que hace que los productos colombianos les sean supremamente costosos a los venezolanos; pero hay momentos en que en la historia reciente cambian y, resulta que es Táchira, San Cristóbal, San Antonio, los que se afectan por esas medidas económicas y se benefician Norte de Santander y Cúcuta. Esas características hacen que sea tan difícil regular en materia cambiaria, y somos respetuosos de la autonomía de nuestros países, Venezuela está manejando una política cambiaria diferente a la colombiana— refiere.

    Aclara que, “Vivimos una realidad que es el contrabando, pero no es solo de la mafia colombiana, éste se produce en ambos países y los afecta por igual”.

    — Si bien la gasolina afecta a la economía venezolana, porque es un desangre a un producto subsidiado para beneficio del pueblo venezolano; a nosotros nos afecta la gasolina que llega de Venezuela, a pesar de que se favorecen habitantes de la línea de frontera por un menor costo, porque se deja de vender un producto a muchos habitantes y los municipios dejan de percibir impuestos que les permitirían adelantar políticas de mejoramiento de la malla vial— expone.

    De igual modo, comenta Luis Eladio Pérez que el contrabando de cemento también afecta a ambas naciones, ya que “desangra al subsidio venezolano, pero impacta de manera negativa a nuestra producción nacional”. Por tanto, sugiere, “lo que tenemos que hacer es propiciar políticas entre las autoridades aduaneras, es decir, sentar al Seniat y a la Dian de Colombia a diseñar unas políticas de control para el contrabando que, por supuesto, bajo la égida de nuestras Fuerzas Armadas y policiales permita hacer un mayor control en la línea fronteriza.

    De igual modo, comenta el comisionado que, “lamentablemente, el tráfico de personas, la minería ilegal, el narcotráfico, han creado economías artificiales y nos ha generado en ambos países la cultura del dinero fácil, y esa sí que es difícil de controlar en la mentalidad de nuestros 75 millones de hermanos que habitamos en ambas naciones”.

    De allí que, insiste el embajador, “tenemos que hacer políticas sinceras de acción. Sin celos ni resquemores entre las autoridades de ambos países, para poder controlar estos fenómenos que nos perjudican”.

    “Es una necesidad mutua avanzar en el intercambio comercial”

    Por otra parte, recuerda el enviado colombiano que “en 2007 el intercambio comercial llegó a cero, cuando se rompieron las relaciones diplomáticas entre los entonces presidente Chávez y Uribe, a partir de ese momento quedó adquirida una deuda a muchos empresarios colombianos por parte de Cadivi, cerca de 2 mil millones de dólares. Hoy se podría estimar en 330 millones de dólares, que esperamos sea atendida y pagada para recuperar la confianza y a su vez un mercado que es fundamental para Colombia, pues representaba casi 40% de nuestras exportaciones y que le daba trabajo a miles de habitantes en pequeñas, grandes y medianas empresas”.

    De igual modo, asegura que “Venezuela también requiere abastecerse de productos nuestros a costos inferiores a los que importa de otros países, incluso, evitándole al gobierno una política de subsidios que sin duda le pueden generar perjuicios económicos a nuestra hermana República. Es una necesidad mutua de lograr avanzar nuevamente en ese intercambio. Ya el presidente Maduro solicitó al gobierno nuestro 600 millones en productos agrícolas, algunos de ellos ya se comercializan, como carne en canal y ganado en pie, cuya modalidad de pago son bonos de Pdvsa, aceptado por empresarios colombianos”.

    “Ha sido fundamental Venezuela en el proceso de paz Colombia -Farc”

    Reconoce el embajador Luis Eladio Pérez el acompañamiento que Venezuela ha hecho al proceso de paz entre Colombia y las Farc, en los diálogos que se efectúan en La Habana y la presencia del embajador Roy Chaderton, a su juicio, “ha sido fundamental en mantener el equilibrio y la mesura que una negociación de esa naturaleza requiere”.

    — Venezuela ha sido fundamental en mantener esa unidad en la mesa de negociación, lo cual indica que tiene la mejor voluntad política para que Colombia resuelva ese problema que también golpea a territorio venezolano. Y, parte de las dudas y dificultades que pudieron existir en el pasado obedecen a la desconfianza que esos grupos ilegales han generado en la zona de frontera. No es fácil sentar a dos partes que han luchado por más de cincuenta años, donde están las heridas abiertas y coexisten tantas posiciones tan divergentes— explica.

    No duda el embajador neogranadino que, uno de los últimos sueños que tuvo el presidente Chávez era justamente la paz en Colombia. “Él fue el mayor entusiasta en que se sentasen en la mesa de diálogo, tanto gobierno como la guerrilla; incluso, el presidente Santos en alguna oportunidad manifestó que la paz de Colombia sería la realización del sueño del fallecido mandatario venezolano, y creo que se hará realidad muy pronto, pues el proceso de paz avanza por muy buen camino”, asegura.

    En este sentido, destaca que se han evacuado dos de los puntos más sensibles, de los cinco que se establecieron antes del inicio de los diálogos, el tema agrario y la participación política, y “ojalá antes de finalizar el año se esté firmando el acuerdo que tiene como propósito acabar con el conflicto armado interno”.

    Luego de esto, señala, “vendrá un proceso en donde tienen que aplicarse varios valores; primero, la reconciliación. Pero para llegar a ello se necesita el perdón y la sociedad colombiana tiene que irse preparando para perdonar, y la guerrilla de las Frac para pedir perdón por todo lo que ha sucedido durante sus cincuenta años de lucha”.

    — Superado este tema, vendrá la aplicabilidad, donde la sociedad tiene que entender que hay que ceder, es decir, comprometerse con la reinserción de estos guerrilleros que dejaron eventualmente las armas. Si logramos eso, muchos problemas que desestabilizan la frontera se van a acabar, la guerrilla que pica a uno y otro lado, a los grupos alzados en armas que atraviesan esa línea imaginaria que es tan extensa, que no permite un patrullaje ni diario ni permanente en cada centímetro de la misma, y que no puede ser tierra de nadie, y se convierte en escenario para que ellos asienten— subraya.

    Por lo tanto, afirma, “como ganamos todos los colombianos, sin duda, la paz de Colombia es la paz de la región, de Venezuela, y ese es el empeño y el deseo en el cual quiere el presidente Santos avanzar”.

    “Yo perdoné a las Farc por secuestrarme ahora espero que ellos me pidan perdón”

    Como una experiencia abrumadora, califica el embajador Luis Eladio Pérez, haber permanecido siete años en cautiverio, en manos de la guerrilla. “Fue una etapa muy triste de mi vida, una etapa muy dura, ya superada. Quiero tener las cosas positivas de esa experiencia y no guardar los recuerdos tristes (…) yo perdoné a las Farc y, como colombiano, estoy esperando que me pidan perdón a mí. Es un vacío que tengo en mi alma y, por supuesto, es el anhelo de miles de colombianos que hemos sido víctimas, que las Farc nos diga lo sentimos, nos equivocamos, le quitamos siete años de su vida”.

    Pensar en la palabra secuestro, significa recordar y valorar la libertad, la vida, la felicidad. El ahora embajador expresa a los familiares de 26 personas que han sido registradas como secuestradas en Táchira, por grupos irregulares, entre éstos el ELN y las Farc que: “No claudiquen nunca. Tengan fe de que sus seres queridos están vivos. Luchen por la recuperación de ese ser querido. Ellos están todos los días luchando en el monte por sobrevivir, solo con la esperanza de volverse a encontrar con sus seres queridos (…) personalmente estaba más preparado para morir que vivir, y hubiese deseado, muchas veces, haber muerto en cautiverio, porque mi familia descansaría de un sufrimiento que le producía no saber absolutamente nada de mí, la angustia de saber si estaba vivo o muerto (…) por más dolorosa que sea la noticia es preferible que se conozca la verdad, si la persona vive o no, y esa verdad estamos esperando de las Frac y que le pidan perdón a sus víctimas”.

     

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario


    Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0