• Frontera entre Venezuela y Colombia: Alistan plan de choque para frenar el desempleo y el contrabando

    13 febrero, 2013

    RENÉ MORA VICUÑA | 13 DE FEBRERO DE 2013
    Diario La Opinión

    Antes de declarar una emergencia económica y social para revertir la compleja situación del área metropolitana de Cúcuta, la cual podría agudizarse hoy con la aplicación del nuevo control de cambio adoptado por Venezuela, el Gobiernominhaciendacolombia Nacional considera que se debe revisar bien el tema porque ese estado de excepción puede generar dificultades.

    Así lo manifestó el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santa María, al finalizar la reunión sostenida ayer en Cúcuta con el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, para evaluar los efectos de la devaluación del bolívar en la economía local, así como las forma de ser más contundentes en la lucha contra el contrabando.

    “Una declaratoria de emergencia (económica) hay que mirarla con mucho detenimiento, porque pueden generar dificultades. Por ejemplo, una zona que está en situación de emergencia puede generar un efecto indeseable, el sistema financiero toma distancia y se hace más difícil el acceso al crédito”, dijo el funcionario.

    Cárdenas Santa María expresó que se deben analizar muy bien este tipo de medidas y aprender de las declaratorias anteriores para ver qué tan efectivas fueron y qué costo tuvieron. En ese sentido, el ministro insistió en la necesidad de armar un paquete de medidas efectivas dirigidas a la generación de empleo y a controlar el ingreso ilegal de productos.

    Manifestó también que se va a cambiar la forma de pensar en la lucha contra el contrabando, porque no se puede tolerar que los transportadores colombianos utilicen sus tractomulas para transportar productos de contrabando. “Hoy en día los transportadores no sufren consecuencias cuando en sus vehículos van productos de contrabando, eso vamos a tener que cambiarlo”.

    El titular de la cartera de Hacienda afirmó que hay que ser más exigentes en las medidas fitosanitarias, que controla el ICA y el Invima, para hacerle un seguimiento a la carne en canal, al arroz y a una serie de productos que ingresan desde Venezuela y, que por supuesto, le generan problemas y dificultades a los agricultores y ganaderos del país.

    CONTRABANDO DE GASOLINA

    Sobre el contrabando de gasolina, el funcionario expresó preocupación porque en muchos casos este combustible está llegando a la zona del Catatumbo para ser utilizados en los laboratorios de cocaína. “Se está estimulando una industria ilegal (…) tenemos que ser más efectivos y pedir colaboración al Gobierno venezolano para restringir la venta de gasolina a los pimpineros que entran a nuestro país”.

    El próximo 4 de marzo el ministro de Hacienda se reunirá con su homólogo en Caracas (Venezuela) para tomar acciones conjuntas para frenar el contrabando de artículos que el país vecino importa a una tasa subsidiada, con un control de precios, que tienen un costo para Venezuela y son requeridos en ese país para el abastecimiento adecuado de los supermercados.

    “Al Gobierno venezolano también le interesa frenar el contrabando, por lo tanto, creo que podemos tener un diálogo concreto y fructífero sobre posibles medidas del lado venezolano que nos ayuden a contener este tsunami de productos de Venezuela que están generando un efecto negativo sobre sectores empresariales en nuestro país”, explicó.

    Cárdenas Santa María aprovechó su visita a Cúcuta e hizo un recorrido por los puentes internacionales que comunican a la ciudad con San Antonio y Ureña, para constatar de primera mano el ingreso de bienes de contrabando. El ministro no pudo ocultar su sorpresa por la forma como los contrabandistas operan en la zona de frontera.

    Incluso tuvo la oportunidad de observar impotente los expendios ilegales de combustible ubicados a los costados de los pasos fronterizos y ver como los maleteros cruzaban la frontera colombo venezolana cargados de todo tipo de mercancías.

    El Ministro de Hacienda y el Director de la Dian presentarán hoy un reporte al Presidente de la República de Colombia sobre la cuál es la situación y el análisis que harán de la realidad económica y social del área metropolitana de Cúcuta para diseñar un plan de choque que permita contrarrestar los efectos de la devaluación y el contrabando.

    Al año se lavan $30 billones en activos

    En lo que pareció más una autocrítica al Gobierno del que hace parte, el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, luego de hacer un recorrido por los puentes internacionales Simón Bolívar (La Parada) y Francisco de Paula Santander (El Escobal), manifestó que el contrabando es un problema de falta de presencia del Estado en las fronteras y una falta de control territorial fronterizo en todo el país.

    Para Ortega es claro que las medidas adoptadas para combatir el contrabando no han funcionado y repetirlas no van a ser la solución, por lo que se debe pensar en algo distinto, pero para ello se debe dar una discusión en otra dirección para ser más efectivo en el ingreso ilegal de productos. A ese respecto, fue enfático en señalar que “como todavía no se ha dado esa discusión no me voy a anticipar”.

    Indicó que lo grave del contrabando en Cúcuta es que toda la población lo tolera y “no es consciente de que es un veneno; al principio puede que sea ‘rico’, pero como el cigarrillo y la droga, tarde que temprano te mata (…) el contrabando puede ser la destrucción de una región que tiene enormes cualidades y bondades”.

    Sobre los recursos que deja de percibir el Estado por este problema, el director de la Dian afirma que el país no lo sabe, pero podría hablarse de una cifra de $30 billones al año en lavado de activos, a través de dinero, oro y mercancías. “El contrabando es un tema de lavado de activos grande y parte de las estructuras criminales, el contrabando no es una cosa casual”.

    Ortega también se refirió al caso de las exportaciones ficticias en esta zona del país, que en 2008 hicieron que el monto de las exportaciones locales se distorsionaran, al llegar a su pico más alto: 1.329 millones de dólares. Hoy las ventas externas solo alcanzan los 380 millones de dólares.

    “Hemos desmontando una parte importante de las comercializadoras internacionales en Cúcuta, existen todavía agencias de aduanas que siguen armando empresas de papel y estamos en el proceso, en la discusión con la policía, buscando el apoyo de la ciudadanía para que se puedan judicializar”.

    Agregó que en la ciudad no hay suficiente conciencia de que estos delitos están vinculados con el narcotráfico y el lavado de activos.

    “La sociedad tiene que ser consciente de que la gran productividad de coca en el Catatumbo es el gran riesgo de Norte de Santander y una de las problemáticas más grande detrás de todo lo que está pasando. Cúcuta tiene una de las tasas más alta de homicidios del país”, concluyó.

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario


    Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0