• Venezuela: diferencial cambiario entre Cencoex y Simadi supera el 2.900%

    14 abril, 2015

    dolarescadiviLa existencia de tres mecanismos cambiarios, de los que tan solo dos se encuentran en funcionamiento, profundiza las distorsiones.

    Banca y Negocios

    Aunque el objetivo de las reformas del sistema cambiario presentadas el pasado 10 de febrero por el gobierno nacional era ponerle freno al precio del dólar en el mercado paralelo o no oficial, que se ubicaba en el orden de 180 bolívares por dólar, hoy en día esta paridad irregular supera los 250 bolívares por dólar sin que las medidas aplicadas hayan surtido efecto.

    La evidencia analizada por especialistas indica que se están acumulando las complicaciones debido a que el esquema tal como está planteado no cubre los objetivos deseados.

    En este contexto, el diferencial entre la tasa de 6,30, prevista para la adquisición de insumos para la producción y comercialización de alimentos de la cesta básica, así como medicamentos, y la tasa del nuevo Simadi, conforme a la oferta y demanda administrada por el Banco Central, ya se ubica en una proporción de 2.971%

    El tipo de cambio de 12 bolívares por dólar en que permaneció el Sicad en su última subasta hacia el mes de octubre de 2014 brilla por su ausencia hasta la fecha, con lo que en la práctica solo se cuenta con los dos tipos de cambio legales enunciados anteriormente. Mientras tanto, las tasas de Simadi y del dólar paralelo son las que influyen más en la formación de precios en productos no regulados, considerando que aquellos cuyo precio se encuentra controlado son cada día más difíciles de conseguir.

    Vale la pena tomar en cuenta igualmente, que la escasa oferta local de divisas ha hecho cuesta arriba la adquisición de dólares al menudeo a través de las casas de cambio, que se alimentan en buena medida con la propia venta de divisas por parte de los particulares.

    Entretanto, el Simadi y el dólar paralelo mantienen tendencias alcistas lentas pero constantes, con el consiguiente impacto en el costo de la vida ante la alta dependencia de las importaciones, y la creciente escasez de divisas a causa del bajo precio del petróleo.

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario