• Venezuela: esperan mayor escasez si se aplican más recortes en entrega de dólares

    23 abril, 2015

    divisasuniversalRepresentantes gremiales pertenecientes a Fedecámaras reiteraron disposición al diálogo para “sacar el país adelante”. Para Luis Vicente León, las declaraciones de Maduro son más, políticas que prácticas, posición que respaldó el economista Luis Oliveros.+

    Manuel Rubén Trujillo | El Universal

    Los señalamientos del Gobierno por la crisis económica que vive el país siguen lloviendo sobre Fedecámaras. El día de ayer, el presidente de la República, Nicolás Maduro, los señaló nuevamente de patrocinar la “guerra económica” y anunció que no habrá más dólares para la asociación gremial.

    A pesar de que la declaración del Jefe de Estado no se ajusta a la realidad del proceso de asignación de divisas – Fedecámaras no puede pedir dólares porque no es una empresa sino la representación de distintos gremios empresariales – en el sentido práctico podría significar (de aplicarse lo que el presidente Maduro quiso dar a entender) que se limite aún más la adjudicación de divisas al sector privado que está afiliado a Fedecámaras.

    Dos economistas consultados advierten que esto impactaría severamente en la ya mermada oferta de bienes y servicios en el país. El director de Datanálisis, Luis Vicente León, considera que se trata más de una declaración política que práctica, sin embargo, comentó que “a pesar de que la industria privada no tiene la capacidad instalada elevada para abastecer a todo el país, sí tiene la mayor paricipación en la oferta de productos en Venezuela. En importaciones totales, el 46% son importaciones públicas, pero no abastecen de ninguna manera el 30% de la demanda”.

    A su juicio, detener a la empresa privada tendría “efectos demoledores en la economía nacional”, estaría en contra del discurso oficial de promover la inversión nacional y la generación de riqueza entre el Estado y la empresa privada.

    “La relación de cuánto produce una empresa de las grandes, como Polar en volumen de alimentos con $1 millón en alimentación, es cuatro veces más de lo que puede hacer el Ministerio de Alimentación con esa misma cantidad en importaciones. Es simplemente un absurdo porque estarías cuadruplicando la necesidad de divisas en un momento donde no tienes dólares. Si eso se convierte en realidad se convertiría en un desastre”, dijo el director de Datanálisis.

    Para el economista Luis Oliveros, también ha manifestado que las declaraciones presidenciales están referidas más a un discurso político que a una acción de Gobierno pues la no adjudicación de divisas “ya está ocurriendo. Ya se vio una caída importantísima en las asignaciones de importaciones privadas. Podrían estar cayendo en este primer trimestre más del 50% si comparamos los periodos del 2015 y 2014 con 2012”

    En este sentido, Oliveros agregó que, en el sentido más práctico del señalamiento presidencial, si no les das divisas a la empresa privada para importar, la oferta indudablemente caerá “y con esa amenaza la escasez y la inflación aumentarán. Si se cumple, que no recibirán dólares, automáticamente no producirán mucho”.

    Gremios siguen apostando por el diálogo

    Los diferentes representantes gremiales que agrupa Fedecámaras también se manifestaron frente a la de declaración de Maduro y respaldaron la posición del presidente ejecutivo de Fedecámaras, Jorge Roig, al señalar que estarán dispuestos a dialogar y a sostener una relación fluida con el Ejecutivo.

    “En todos los países donde la economía funciona suelen tener una relación fluida el Ejecutivo, el empresariado y el sector laboral. Porque en esa tripartita se construye lo más necesario para el país. Lo lógico sería ensayar esa fórmula”, dijo Eduardo Garmendia, presidente de Conindustria y afiliado a Fedecámaras.

    El representante gremial agregó que habían advertido el año pasado que de no haber cambios profundos en la política económica, no importaría cuántos diálogos sostuvieran con el Ejecutivo, los resultados no serían mejores que en semestres anteriores.

    Por su parte, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), Aquiles Martini, aseguró que tanto Fedecámaras, como todo el empresariado privado y “todos los que hacemos vida en el país” buscan diálogo.

    “Todos estamos de acuerdo en que ¿hasta cuándo nos reunimos?, pero el diagnóstico está ahí. El que tiene las herramientas para tomar las decisiones es el Estado. La reflexión la debería hacer hacia adentro el Gobierno”, criticó el representante inmobiliario.

    Agregó que los sectores que tanto él representa como Fedecámaras estarán a la espera del diálogo y el encuentro con el Ejecutivo hasta que “dejemos de estar”, al tiempo que rechazó que “el amedrentamiento no es la fórmula”.

    El Presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Albornoz, aseguró que desde su gremio no están en capacidad de dar una respuesta unilateral ante las declaraciones de Maduro pero que se debe impulsar un gran acuerdo nacional que trascienda los puntos de encuentro en las reuniones entre el sector privado y el Estado.

    “El país demanda diálogo. Fedenaga no demanda dólares, sino repuestos y también un espaldarazo, un estímulo. El gobierno tiene que ser un aliado no un obstaculizador, no un amenazador”, dijo Albornoz.

    El representante de Fedenaga aseguró que desde el empresariado “desconocen” los lineamientos del Gobierno, pero su apuesta es a “alimentos hechos acá y al trabajo. Tenemos productores que demandan soluciones, al igual que consumidores. Esto no se trata de ver quién puede más y tenemos el deber de impulsar el desarrollo social y económico que se convierta en un ente unitario en un país que sufre una situación de crisis económica”.

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario