• Crisis con Venezuela deja precios altos y desempleo

    21 febrero, 2014

    relbinacionalMaría Alejandra Sánchez – Bogotá
    Diario La República de Colombia

    Pérdidas de $10.000 millones para los transportadores, congelamiento de más de $2.043 millones en remesas y aumentos de los precios de los productos básicos, son los efectos que está teniendo diariamente en Colombia la crisis en Venezuela.
    Ciudadanos venezolanos han bloqueados durante los últimos días los puentes binacionales, situación que ha provocado fuertes disturbios y que el presidente de ese país, Nicolás Maduro, hable de una militarización de la zona.

    La situación ya tiene paralizados a los transportadores. De acuerdo con Pedro Aguilar, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), en este momento 500 camiones están detenidos con mercancía en Paraguachón y Cúcuta. “Son más de $10.000 millones en pérdidas diarias, además de que los conductores están costeándose su manutención”. La restricción al paso de personas y bienes también está afectado los precios de los alimentos, ya que los nortesantandereanos no pueden pasar a comprar a Venezuela, ni traer productos del país vecino, que son más baratos.

    El gobernador de Norte de Santander, Édgar Díaz, aseguró en declaraciones a la agencia AP que por la crisis, el departamento acumula una inflación de 50% y escasez de alimentos.

    Carlos Gilberto Gamboa, gerente del observatorio económico de la Cámara de Comercio de Cúcuta, indica que la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la ciudad es la más baja del país porque la canasta familiar se puede conseguir en Venezuela; sin embargo, por los bloqueos, aunque sí se presenta un aumento de precios, no se puede hablar de un brote inflacionario porque hay una buena oferta de bienes.

    El desempleo también podría aumentar en Cúcuta debido a los problemas en Venezuela, pues la suspensión de las remesas hacia Colombia, que ya cumple 11 días, convierte a los beneficiarios de estos dineros en personas que entran al mercado en búsqueda de empleo. Venezuela es el tercer país de donde provienen las remeses internacionales, el año pasado la cifra llegó a US$495,4 millones, con un aumento de 25% con relación a 2013, según cifras del Banco de la República. Con esto, en promedio, Colombia recibe $2.043 millones (US$1,3 millones) diarios de trabajadores en el extranjero, con lo que la restricción ya ha impedido la entrada de más de $22.400 millones.

    El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señala que el tema es preocupante porque muchas familias, e incluso municipios, dependen de estos ingresos y pidió no usarlos de forma especulativa.

    El problema con las remesas es que estaban siendo utilizadas para multiplicar el valor del bolívar debido a la gran diferencia entre la tasa oficial, 6,3 bolívares por dólar, y la paralela, de 70 bolívares.

    Precisamente, el presidente Maduro firmó el miércoles la ‘Ley de Ejecución del Régimen de Administración de Divisas e Ilícitos Cambiarios’, con la cual, de acuerdo con Beatriz de Majo, columnista del periódico El Nacional y miembro del Consejo Editorial en Venezuela, se da un “tímido paso de avance para racionalizar el tipo de cambio”.

    La legislación consiste en que se crea un nuevo mercado de divisas, el Sicad 2, que será regulado por el Banco Central de Venezuela, con una tasa de cambio que fluctuará según la puja. Además, se autoriza a los privados a comprar y vender dólares a través de los operadores cambiarios.

    De Majo asegura que pese a que este es un paso adelante, el Gobierno debe atacar de frente el problema, pues el sistema de subastas es discrecional y lo que está generando es desabastecimiento, inflación y una disminución “sensible de las importaciones de Venezuela en adelante”. Este desabastecimiento ha hecho que los venezolanos busquen recursos fuera del país, por lo que se ha aumentado el contrabando en la frontera. Martha González, directora de la Dian en Cúcuta, reconoce que ha habido un aumento de la mercancía que entra ilegalmente a Colombia, por lo que se ha reforzado la presencia de la entidad y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) en la frontera, lo que ha desatado disturbios como los registrados la semana pasada.

    Militarización alejaría mejora del comercio
    El ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, informó que un batallón de paracaidistas vigilará el estado de Táchira para evitar disturbios y recalcó que esto no se constituye en una militarización de la zona. El tema es sensible, pues de acuerdo con Beatriz de Majo, las relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela no se han recuperado del todo, o por lo menos a los mismos niveles de antes de 2010, y estas situaciones como la militarización hacen que este panorama sea más lejano. Se prevé que el deterioro en la calidad de vida de los venezolanos haga que se aumente el número de personas de ese país que llegan a Colombia.

    Las opiniones

    Beatriz de Majo
    Politóloga y columnista de El Nacional
    “Si el Gobierno no ataca de frente el problema del cambio, va a haber una disminución sensible de las importaciones hacia adelante”.

    Gilberto Gamboa
    Dir. del observatorio de Cámara de Comercio Cúcuta
    “La inflación en Cúcuta es la más baja del país porque la canasta familiar se podía conseguir en Venezuela, ahora hay problemas para el paso”.

    { 0 comentarios… añadir uno ahora }

    Dejanos tu comentario


    Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0