• Lecciones de la apertura temporal en frontera del Táchira con Colombia

    15 julio, 2016

     


    El domingo 10 de julio el Gobierno venezolano autorizó la apertura parcial de la frontera entre los Estados Táchira y Apure, con Colombia, sólo para el paso de peatones, sólo por unas horas de ese día y únicamente para que los venezolanos comprasen alimentos, medicinas y otros bienes esenciales que escasean en Venezuela. Fueron miles los residentes en esos estados que cruzaron la frontera y compraron en Colombia los bienes que no se consiguen en Venezuela.

    Creemos que son varias las lecciones que podemos extraer de esa apertura parcial:

    1. La gravedad de la crisis humanitaria por la que atraviesa nuestro país:

    El hecho de que miles de personas hayan cruzado la frontera con Colombia para aprovisionarse de alimentos, medicinas y otros bienes esenciales muestra el nivel de ansiedad y desesperación de los consumidores venezolanos que no pueden conseguir en este país esos productos, ni en los establecimientos privados, ni mediante los mecanismos establecidos por el Ejecutivo Nacional, incluyendo la distribución casa por casa a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Esta ansiedad y desesperación fue demostrada además por el incidente de un grupo de mujeres que, en Ureña, rompieron un cordón de la Guardia Nacional para cruzar a Colombia a comprar esos bienes indispensables que en Venezuela no se consiguen.
    Sin duda, en Venezuela hay una crisis humanitaria en curso que pone en peligro la salud de sus ciudadanos, y es necesario adoptar medidas urgentes para evitar su agravamiento.

    2. La economía colombiana funciona y la venezolana no:

    Colombia es un país cuya economía mantiene a su pueblo abastecido de los bienes esenciales. En Colombia hay comida, medicinas y otros bienes esenciales que en Venezuela escasean. Los venezolanos tienen que ir a Colombia a comprar los bienes que necesitan. En Colombia se producen esos bienes, o se importan los que no se producen, porque la política económica seguida en ese país ha sido exitosa. En Venezuela se ha aplicado durante muchos años una política económica de controles de precios y de cambio, de regulaciones y sanciones al sector privado, de expropiaciones y otros atentados a la propiedad y, como consecuencia, ha caído la producción nacional y, luego de haber recibido ingentes recursos por la renta petrolera, hoy el Estado no dispone de divisas suficientes para el pago a los proveedores externos, lo que ha llevado a la caída de las importaciones.

    En suma, el modelo colombiano nos muestra que funciona, mientras que el venezolano exhibe sus debilidades y contradicciones que nos han llevado a la crisis humanitaria arriba mencionada.

    3. El cierre de la frontera con Colombia no ha solucionado los problemas que se prometió que resolvería:

    Cuando en agosto del año pasado el Gobierno venezolano cerró la frontera con Colombia, anunció que en poco tiempo, como producto del cese del contrabando de extracción, del “bachaqueo” (Reventa de productos cuyos precios de venta al público son fijados por el Gobierno) y del paramilitarismo, se resolvería la escasez y el desabastecimiento de productos en nuestro país y mejoraría sustancialmente la situación de seguridad. Ninguna de esas promesas se ha cumplido y, por el contrario, la escasez y el desabastecimiento han aumentado a los niveles de crisis humanitaria que hemos referido.

    Ante esta situación, CAVECOL reitera su posición de que la frontera con Colombia debe ser abierta, de manera permanente y tanto para el tránsito de personas como para el de carga, lo cual permitirá corregir el error de ese cierre y aprovechar las ventajas derivadas de la estrecha relación humana, social y comercial que siempre ha existido entre los dos países.

    4. La especial situación de los municipios tachirenses fronterizos con Colombia debe ser atendida.

    La frontera entre Venezuela y Colombia es la frontera más “viva” de Venezuela y una de las más activas de Suramérica. Allí, y en especial en el Estado Táchira, se ha producido a lo largo de siglos de vida en común una especial situación de cercanía entre las poblaciones de ambos países, en la que en muchas ocasiones la gente de un lado de la frontera está muy unida a la del otro lado por lazos familiares, conyugales, de continua convivencia, etc. El cierre de esa frontera ha afectado seriamente esa situación, que debe ser restaurada en pro de la calidad de vida y de la preservación de los derechos humanos de los habitantes de esas zonas.

    Adicionalmente, la economía de las poblaciones fronterizas ha sido también adversamente afectada por el cierre de la frontera, el cual ha causado el cierre de numerosos comercios e industrias que requerían de bienes, servicios, recursos humanos, etc., provenientes del otro país o que permitían la expedición de bienes y la prestación de servicios al otro país.

    En la Comunidad Andina de Naciones (CAN) se aprobó la creación de Zonas de Integración Fronteriza que apuntaban a la conjunción de esfuerzos de ambos países, bajo autoridades comunes a efectos de la integración binacional. La salida de Venezuela de la CAN impidió que esas zonas fructificasen, y a cambio, cada país debió desarrollar sus propios esquemas de desarrollo regional en esas áreas. Lamentablemente, los anuncios del Gobierno nacional de creación de varias zonas económicas especiales, incluyendo una en la frontera con Colombia, no se han concretado en la práctica, por lo que el desarrollo económico de esas zonas se ha visto muy seriamente afectado.

    CAVECOL considera inmediatamente la apertura permanente de la frontera para solucionar los problemas que hemos anotado, y en el mediano plazo, es indispensable retomar la senda de la actuación en conjunto de Venezuela y Colombia, a ambos lados de la frontera, para ofrecer alternativas de desarrollo en conjunto a los pueblos de esas zonas.

    5. Colombia es el mejor aliado de Venezuela para superar los problemas de desabastecimiento y escasez que agobian a los venezolanos:

    CAVECOL considera que Colombia, gracias a su cercanía a Venezuela, a la posibilidad de transporte terrestre de las mercancías a Venezuela; a su producción agrícola e industrial, a su experiencia exportadora, a la existencia de un mercado legal peso-bolívar, a la disposición mostrada por su Gobierno de ayudar en la medida de sus posibilidades a superar las dificultades de abastecimiento que afectan a los venezolanos, a la solidaridad demostrada por el pueblo colombiano con el venezolano en la jornada del 10 de julio, y en definitiva, a los lazos históricos de hermandad entre los dos pueblos, es el país llamado a ser el mejor aliado de Venezuela para superar la crisis humanitaria que enfrentamos.

    Para que ese apoyo de Colombia sea de la manera más completa posible, considera CAVECOL que el Gobierno venezolano debe reabrir la frontera terrestre con Colombia, solventar el tema de las deudas pendientes con proveedores colombianos y establecer mecanismos de pago confiable y expedito a esos proveedores, incluso mediante acuerdos con el Gobierno colombiano y con el Banco de la República.

    6. La integración económica entre Colombia y Venezuela es el instrumento más apropiado para el desarrollo de ambos países:

    Para CAVECOL, la integración económica entre Colombia y Venezuela es, más que cualquier otro mecanismo, el instrumento idóneo para promover el desarrollo de ambos países. Consideramos que, además de las razones históricas y las similitudes culturales, religiosas, idiomáticas, etc., entre los dos pueblos, desde el punto de vista económico, los mercados de ambos países, entre los que hay una extensa frontera terrestre, pueden proveer una base suficiente para el crecimiento de las economías de los dos países, alcanzando las economías de escala convenientes para hacer a los productos de ambos países competitivos en otros mercados. Ningún otro país ofrece estas posibilidades de desarrollo conjunto con Venezuela y sólo mediante la progresiva fusión de ambos mercados será posible explotar a cabalidad esta opción en beneficio de ambas economías.

    En consecuencia, CAVECOL urge al Gobierno venezolano a profundizar el proceso de integración económica con Colombia, actualmente limitado a un mero acuerdo de preferencias comerciales.

    CAVECOL

    { 1 comment… read it below or add one }

    1 CAVECOL julio 19, 2016 a las 1:59 PM

    Gracias por el apoyo amigos, por favor enviar sus contactos al siguiente correo eventos@cavecol.org para hacer llegar nuestros boletines, notas de prensa y comunicados, feliz día

    Responder

    Dejanos tu comentario

    { 2 trackbacks }